in

El declive anatómico de Nikki Delano

Nunca la habíamos sacado a la palestra pornográfica de JaqueMateAteos, pero la exótica neoyorkina de corte latino —por sus venas fluye sangre puertorriqueña, colombiana e italiana— que fue criada en el mismísimo barrio de Brooklyn, tiene a sus espaldas 9 años de larga carrera pornográfica. Y es que Nikki Delano ha sido una polivalente pornostar que ha tocado muchos palos en la profesión: presentadora del programa de radio, modelo de portada para revistas como Maxim o Playboy y hasta stripper en selectos clubs de caballeros. Sin embargo, en pleno 2020 ha sido engullida por otras grandes latinoamericanas como Luna Star o Canela Skin. Ni siquiera su potente culo tan caliente como una bola de fuego, ni su cara de chupapollas inaguantable, ni su cuerpo de gimnasio, ni sus morritos inyectados en colágeno, ni su aspecto sucio y vulgar, ni su actitud de zorra poligonera, pueden impedir su evidente decadencia.