in

Nina North: una niñera adicta al sexo

Muchas chicas sufren de ninfomanía en silencio. Una enfermedad mental que las incapacita para tener un trabajo formal, pues el sexo termina por inundarlo todo, hasta sus relaciones laborales. Es lo que parece aquejar a la pornostar Nina North en esta escena que hace de niñera. Sus pulsiones sexuales son tan intensas que no puede evitar la masturbación en la entrevista de trabajo. Eso si, lo hace todo de forma muy comedida y disimulada, por debajo de la minifalda y sin que se vea (tapa sus piernas con una carpeta). Es tal su pasión desbordante por el sexo que echa mano del porno de su portátil para terminar su trabajo manual clitoriano. Todo esto es el resultado de un nuevo estudio llamado Nanny Spy, puesto que todo es grabado con esa cámaras de seguridad que se ponen en las habitaciones de los hijos.