in

Nona Sobo, la sensual actriz tailandesa de «Entrevías» desnuda su cuerpo de modelo

Cuando Telecinco estrenó la exitosa serie «Entrevías» nos llamó poderosamente la atención un rostro de su elenco femenino: el de la guapísima actriz española Nona Sobo. Y es que estamos ante un bellezón de origen asiático —nacida en Tailandia— único en su especie. Tiene 22 años, es de origen tailandés y se dedica al mundo del modelaje gracias a sus despampanantes medidas 90-60-90. Una suerte que sus padres adoptivos fueran catalanes y la introdujeran en el mundo de la publicidad con tan solo 8 años. Motivo por el cual la pudimos ver en un conocido anuncio de compresas para la televisión.

Detrás de su rimbombante e inusual nombre artístico se esconde Mariona Soley Bosch, su nombre real, ya que surge de la mala fonética que tenía cuando era una niña pequeña (lo de Nona viene de Mariona, y Sobo, por las primeras sílabas de los apellidos). Sea como sea, su exótico nombre y sensual presencia le han servido para despegar profesionalmente y ser una artista sui generis en el panorama cinematográfico español.

A la hora de definir físicamente a Nona Sobo no vamos a escatimar halagos. Nona Sobo es una exuberante chica con cuerpo de modelo que quiere vivir de su imagen. Algo que intuimos después de ver su espectacular aumento de pecho en varias fotografías que ha publicado en sus redes sociales. Pero es que además, posee un atractivo magnético que llena los planos y te atrapa desde el primer momento, y eso que no tenía experiencia interpretativa cuando debutó frente a José Coronado en «Entrevías».

En su primer papel en la pequeña pantalla ha conseguido colgarse la etiqueta de revolución erótica española y ya se le han subido a borde una legión de seguidores. Algo lógico viendo como en la serie de ficción mantiene un tórrido affair con su novio colombiano Nelson, el actor Felipe Londoño, en el que ambos tienen sexo furtivo sobre un tren abandonado y en la playa estando desnudos. Secuencias calenturientas en la que se ven sus pechos como Dios la trajo al mundo.