in

El casting porno de la eslovaca Patty Michova

La vi por primera vez en DDF Network y estuve a punto de sufrir un ictus por falta de riego cerebral. Patty Michova no es una pornostar al uso, ni una modelo erótica del montón. Estamos hablando de un portento físico de dimensiones extraterrenales, una perfecta diosa eslovaca con dos de las mejores tetas sobre la faz de la tierra —al menos antes de que se las estropeara el cirujano— que son su sello de identidad. Por todos estos motivos le estaremos eternamente agradecidos al francés Pierre Woodman, el mayor descubridor de talentos europeo y hombre que descubrió a esta ultramodelo eslovaca y la enseñó al mundo. Un casting que supuso el inició de la carrera de esta supertetona y en el que descubrimos que Aletta Ocean a su lado es una vulgar cajera de supermercado que no le llega ni a la suela de los zapatos.