in

Portia Paris, otra rubia atómica venida de Australia

Para muchos el aspecto artificial de la debutante Portia Paris —parece haber sido diseñada en el laboratorio del Dr. Frankestein— resulta hasta desagradable, pero para otros es una atractiva «Barbie Doll» repleta de plástico que sigue la senda anatómica del mayor exponente de este subgénero de cuerpos recauchutados: Nicolette Shea. Una imagen que solo puede sacarle partido en un pequeño puñado de productoras que manejen este tipo de deformaciones físicas. Por suerte Brazzers está entre ellas. Su sexo filmado está enfocado en los tetas superlativas y morritos temblorosos, con ángulos de cámara que resalten estas virtudes. De esta forma la nativa australiana (igual que la bombshell Savannah Bond), con apellido de la ciudad del amor, podrá exhibir su «apoyo logístico» por los sets de rodaje y así contribuir al medio ambiente evitando que haya más plástico en los mares.