in

Raquel Adan, la enésima expretendienta de MyHyV que dio el salto al porno

El plató del denigrante reality show de Telecinco «Mujeres y Hombres y Viceversa» (MYHYV) se convirtió, sin pretenderlo, en toda una cantera de jóvenes actrices para el porno español. Primero apareció Ana Marco, más tarde Brenda Cerdá —ambas pasaron en su momento por las páginas de la revista «Primera Línea»— y por último llegó Raquel Adán. A sus 25 años, esta guapa canaria de hechizantes ojos claros debutó en el triple X de la mano de la productora FaKings y en compañía del actor Adrián Dimas, y siguió trabajando para diversas productoras internacionales como Burning Angel, Cumlouder, Evil Angel y Private. Razones no le faltaron para triunfar, pese a que solo llegó a rodar 11 escenas según su perfil en IAFD.

Y es que Raquel Adan encarriló su carrera profesional hacia el porno gracias a poseer un físico voluptuoso abarrotado de tatuajes (su talla de busto acaparaba miradas libidinosas) y una facilidad inaudita para aceptar sin rechistar las proposiciones indecentes, aunque según ha contado la joven morenaza de Las Palmas de Gran Canaria se presentó al casting porno con temor a que sus familiares y conocidos se enteraran de que era una guarrilla. Allí, la tinerfeña confesó que perdió a los 13 años la virginidad y que su práctica sexual favorita era practicar felaciones. «Lo que mejor se me da hacer es chuparla», textualmente.

A partir de aquí, emprendió una aventura sin saber que acabaría triunfando en el cine pornográfico nacional. No había medio informativo que no se hubiera hecho eco de este gran salto, de la televisión a los platos del sexo filmado, con el descaro propio de las chonis y barriobajeras, de las visten como una cabaretera, y lanzándose sin reservas a una muy prometedora carrera.

Recordada por haber dicho en el programa de MyHyV que los tronistas no podían satisfacerla sexualmente. Comentarios que ofendieron a varios hombres allí presentes y decidieron expulsarla, pese que sus hipnóticos ojos claros tenían loquito a su tronista Isaac. Con el corazón roto y su ego por las nubes, Adan se olvidó del amor y tomó las riendas de su vida dedicándose en cuerpo y alma a los entresijos del negocio del sexo. Más que nada porque sabía que sus folladas filmadas valían su peso en oro ahora que se había hecho famosa de la TV.

Una verdadera lástima que su trayectoria fuese tan fugaz y se retirara oficialmente en 2018. Por norma general este tipo de ingresos en el ñogo ñogo son temporales y no buscan hacerse un hueco a largo plazo. Eso sí, sus ojos color esmeralda y su peculiar diastema plasmada en su dentadura, combinadas con su femenina pero contundente anatomía, fueron una receta muy vendida por aquellos locos años que posicionaron a Raquel como una de las principales starlets venidas de la televisión.