in

«Revenge», un exquisito regalo francés al porno europeo

De vez en cuando, el lujoso territorio francés de Dorcel Club tira la casa por la ventana y reúne a un elenco de lujo para crear una obra pornográfica que merezca un premio Nobel. Este año, el acontecimiento abanderado del porno europeo es, sin lugar a dudas,»Revenge». Una película de altísimos valores de producción que ha sido rodada, con exquisita fotografía, en el interior de palacios y que ha tenido un atractivo abanico de starlets francesas: Clea Gaulthier, Anissa Kate, Cherry Kiss, Clara Mia y Carolina Cherry. Pura poesía en movimiento aunque sus conocidas incursiones sean poco exigentes con el cuerpo de las actrices.

Pero si hablamos de contratadas de lujo hay que resaltar la colaboración internacional de la gran Emily Willis. Y es que Dorcel siempre ha tenido la costumbre de atraer a los mejores talentos estadounidenses a su redil. «La Venganza» se convierte en una obra maestra para nuestra pocahontas pornográfica de América, quien sigue los pasos de Megan Rain como una estrella que ha encontrado una fructífera combinación creativa con el estudio galo. La cinta no tiene parangón en la industria de adultos europea. Solo hay que ver los apoteósicos segmento de apertura para darse cuenta de que el éxito está asegurado.

Revenge Marc Dorcel Emily Willis