in

Reya Sunshine, un rayo de luz amateur que se escapa al porno profesional

El portal de Pornhub está empeñado en comparar su gran comunidad de webcamers con verdaderas leyendas del porno. Una manía que no tiene razón de ser ya que existe una brecha muy grande en ese territorio donde se juega a dos ligas contrapuestas: la amateur y el porno profesional. No obstante, en esto de seguir pornstars somos unos auténticos machos alfa y tenemos total libertad para elegir entre toda la oferta. Por eso, siempre existirán portentosas camgirls amateurs como Leolulu, Tiny León o Secret Crush que no tienen nada que envidiarle a ninguna virtuosa de empresa.

La última de la fila que se suma a este selecto club de aficionadas que dan el salto de calidad definitivo ha sido Reya Sunshine, una afamada camgirl cuyo descubrimiento en 2016 produjo inconfesables fantasías en la comunidad de internet. Y es que la señorita Sunshine, a sus 21 años, aparte de tener uno de los mejores pares de tetas operadas de todo el mundo (algo demencial, creedme), ha anunciado su primera escena pornográfica.

En sus inicios, sus facetas erótico artísticas se circunscribían a desnudarse en solitario delante de la cámara ante todo el mundo como creadora independiente de contenido para adultos y exhibir sus dotes de baile en la pole dance. Una combinación que resultó ser el combo ganador cuando decidió abrir su propio canal de Youtube y su cuenta erótica de Instagram.

Tras amasar millones de seguidores en sus redes sociales se armó de valor y dio el salto a los shows pornográficos de masturbación, para más tarde ampliar el abanico de posibilidades con un nuevo estilo de grabaciones: lésbicos suaves desde plataformas de monetización como Onlyfans, MyFreeCams, Camsoda, ManyVids y la misma PornHub. Un impulso a su carrera que por lo visto le sabía a poco.

Hace pocas semanas, Reya, a petición popular, puso fecha para grabar su primera escena porno heterosexual como un vídeo de producción propia que comercializará en su Onlyfans y perfil de Brazzers+, la red social de la productora yanki. Un rodaje que supone un caramelo muy dulce para su legión de fans, que se mueren por sus huesos.

El pasado 1 de enero se hizo realidad este sueño y la explosiva tetona nos concedió el deseo del sexo filmado liberando parte de esa misma escena en su cuenta de PornHub. Un adelanto en el que el actor Sean Lawless le pega una follada que no tiene nada que envidiar a ninguna secuencia de las películas de los estudios de primer nivel.