in

Rocky Emerson y Owen Gray: el furor de la tinta

Si bien la propuesta corporal de Rocky Emerson es el epicentro de un doble fetiche para muchos pornófilos —un cuerpo de 1,90 m labrado con excesivos tatuajes de subcultura gótica—, la starlet alternativa también tiene un gran abanico de maniobras sexuales con las que sorprender a sus fanáticos seguidores, que no son pocos en Burning Angel. Además, su amor incondicional por el sexo intenso ha sido correspondido en varias ocasiones en la módica web de Deep Lush, del actor Owen Gray (el escuchimizado hombre que saca fuerzas de flaqueza para follar), con el que también comparte su pasión por los entintados llamativos. Trozos de carne que no destacan por la exuberancia geométrica, pero que en cuestión de furor sexual, compenetración y química, no hay quien les gane.