in

El encanto navideño de las tetas de Romi Rain

El ascenso meteórico que tuvo Romi Rain el pasado 2019 al ser proclamada la autoridad oral en los premios Spank Bank Awards 2020 se ha visto refrenado por el obligado paréntesis de la pandemia coronavírica. La guapísima morenaza se ha refugiado en las egoístas estancias de pago de Onlyfans, y su descenso de volumen laboral en el lado mainstream ha resultado ser uno de los golpes más dolorosos para los adictos seguidores que estaban enganchados a su droga vital (nos enganchamos perdidamente con la película «Top Heavy Slut #2«). Por suerte, estas pasadas Navidades el estudio Brazzers la saco de su ostracismo profesional y recuperó este cuerpo que sigue tan potente y espectaculares como de costumbre. Especialmente sus enloquecedores pechos, dos encantos navideños con la suficiente potencia de fuego para producirnos un derrame cerebral.