in

Los desnudos prohibidos de Rosalía: las fotos más buscadas de la mejor cantaora flamenca de España

La voz de la cantante de Motomami está en la mente de todos y se ha ganado, por derecho propio, atormentarnos con cualquier álbum. Rosalía (30 años) es la artista total, una arrolladora catalana que con su estilo aflamencado y sonido popandaluz ha dado vida a todo un subgénero musical urbano. Y lo más importante, es una cantante española tan internacional que hace sombra a Beyoncé y hasta a Shakira. Su éxito no tiene precedentes; gana Grammys Latinos, papeles de cine, MTV Awards y es imagen de moda para multitud de marcas de ropa, perfumes y lencería… Sin desnudarse, más mérito todavía.

Para explicar su arrollador triunfo habría que estudiar su estilismo, pues ha sabido coger prestados elementos del flamenco y los ha combinado magistralmente con estribillos de música trap para crear su propia marca personal. La imagen de Rosalía devora todo a su paso y la única explicación lógica que encontramos está detrás de su cautivadora voz. Y es que la barcelonesa es un fenómeno de masas que simboliza el poder femenino, la típica mujer empoderada que sube a los escenarios y desencaja mandíbulas con la potencia visual de su imagen.

La llamativa estética de moda de la joven artista del municipio San Cugat del Vallés conforma por sí misma un estilismo que ha trascendido barreras culturales de todo el mundo. A lo celebrity a lo Made in USA que dinamita la industria de Tik Tok. Sujetadores visibles, tacones, ligueros, shorts y tops, y cualquier pantalón apretado que marque su culo trémulo (sí, tiene cierto sobrepeso). No en vano, su cuerpo ha sido empleado en otros sectores que poco tienen que ver con la farándula musical, como por ejemplo el mundo del cine, donde recientemente colaboró en la película de Almodovar, «Dolor y Gloria» (2019).

El flamenco erótico de Rosalía

Llegó como un terremoto revolucionario en la España del 2017 y pronto su genio y figura se pusieron en el ojo del huracán de la prensa nacional al servicio de miles de artículos, entrevistas, posados y sesiones fotográficas ligerita de ropa. De esta manera, la artista española es una de las famosas más deseadas por el buscador de Google, llegando a alcanzar el millón de búsquedas dirarias por haberse hecho un hueco en multitud de portadas de revista. Desde que la barcelonesa debutó con su sencillo «Malamente», no ha parado de subir selfis eróticos a su perfil de Instagram.

Que sea la cantante más relevante de su generación no es óbice para que pueda expresar libremente su sexualidad a través de las letras de sus canciones, así como de sensuales bailes. Nos enamoramos con «El Mal Querer», pero con MotoMami implantó en nuestra memoria colectiva lo maciza que está. Una mujer de las de antes, con las carnes prietas, con chica y molla. Una jamona mediterránea con alma andaluza que camina sin detenerse hacia el altar de la máxima popularidad.