in

Rosalyn Sphinx da un salto de calidad pornográfica

A pesar de haber entregado su desvirgación anal a cargo del estudio secundario ATK Girlfriends, Rosalyn Sphinx ha salido bastante airosa de aquel mal sabor de boca —no sería la 1ª vez que un anal mal ejecutado acaba con la carrera de una pornostar (recordemos el caso de Rachel Starr)— y en pocos meses ha pasado de ser casi una desconocida a lograr un puesto relevante en este mercado de la carne fresca. De hecho recientemente ha agregado al gigante BangBros a la lista de compañías con las que ha trabajado, siendo además el rodaje de su primera escena interracial junto a Isiah Maxwell. Este debut en la filial Monsters of Cock, la web de las pollas negras monstruosas, nos pone en sobre aviso de que al menos merece salir del anonimato para darse a conocer, aunque todavía no haya explotado todo su potencial y le falten artimañas femeninas para cumplir sus deseos de éxito.