in

Los niveles volcánicos de energía sexual de Sarah Jessie

Siempre es una propuesta complicada que una starlet como Sarah Jessie —deliciosamente tatuada hasta la médula— ponga un pie en un set de grabación como el de Tushy Raw. Más que nada porque Greg Lansky, el fundador de la productora, dejó bien clara su repulsa hacia los cuerpos con exceso de tinta. Por suerte, los tiempos cambian y las mujeres con arte obsceno pintado en su pellejo ya no son el enemigo público número uno del porno glamcore desde que el estilo distintivo Joanna Angel sentara un precedente. En este sentido, a pesar de que la llamativa belleza de la curtida MILF está manchada por su aspecto demacrado, excesivas operaciones estéticas y una extrema delgadez, es bienvenida por mostrarnos a sus 44 añazos uno niveles volcánicos de energía sexual.