in

Sasha Grey, la musa del porno que lo cambio todo

Si bien Jenna Jameson fue la reina del porno comercial, Sasha Grey significó un punto de inflexión en la industria de adultos que marcó un antes y el después. Una de las pornoputa más aclamadas a nivel internacional por su radical actitud hasta ahora nunca vista en las mazmorras del porno comercial. Algo bastante extraño pues su físico no era especialmente notorio y probablemente su trasero aunque es uno de los mas pequeño también es uno de los mejores formado en un cuerpo de mujer, no era un culo grande pero si de los mejores en forma y turgencia.

En cuanto a su actividad sexual se pueden contar con los dedos de la mano las pocas prácticas que no realizó frente a cámara. Pionera en muchos ámbitos como bukkakes, escenas hardcore, dobles penetraciones y una folladora impresionante e incansable siempre que tenía delante una cámara y una polla frente a su cara.

Lo que más gustaba de Sasha en la comunidad pornófila era la mezcla de tener esa cara de chica buena y verla haciendo todo tipo de cerdadas. Una starlet que aunque no fuera mas guapa que Tori Black, ni mas guarra que Adriana Chechik, ni mas kinky que Annette Schwarz, su personalidad la llevó más allá y era algo que te atrapaba definitivamente, te transmitía algo o tenía el clásico «no sé qué». Tal vez lo que nos volvía locos es que se dejara los pelos púbicos sin rasurar, algo poco visto por esos años ser de la secta del matojo.

Posiblemente Sasha Grey fue una de las últimas grandes actrices porno que dejó una estela tras su retiro. La última pornstar de la década dorada del gonzo 00s-10s, indudablemente la coloco en mi top five junto a Gauge, Taylor Rain, Audrey Hollander y Annette Schwarz.