in

Savannah Bond y su primer choque interracial con Dredd

A pesar de que Savannah Bond ha pasado en tres ocasiones por las dependencias de nuestro devorador de ojetes predilecto, Mike Adriano (ver aquí su descorche en True Anal), el californiano no le pudo sacar todo el jugo a esta fruta oceánica. Por lo visto, nadie puede detener la marcha imparable de este bestia australiana que ya le hace sombra a la gran Angela White. Su ritmo de trabajo se asemeja más al de una locomotora sin frenos hidráulicos que al de una mujer en la industria de adultos. No en vano, su ritmo es brutal y su culo bien lo merece, por eso nisiquiera en la network Jules Jordan es incapaz de dar descanso a su agujero más oscuro. Todo un huracán esta mujer que hoy se enfrenta a un encuentro sexual que significa su bautismo de fuego en zona racial. Nos referimos a su primera escena interracial, y además con el mastodóntico Dredd, sumando así gloria a su leyenda.