in

La decadencia pornográfica de la rolliza Siri Dahl

Parece que Bang! es la única productora pornográfica que sigue apostando fuerte por las otrora embriagadoras carnes de Siri Dahl, actualmente en decadencia por haber perdido esa magia lozana que acaudillaba su cuerpo, en concreto sus aplastantes tetas naturales. No solo le brindó su primera doble penetración interracial hace unos pocos meses, sino que ahora le ha servido en bandeja de plata un escaparate aceitoso cuyo principal reclamo es el uso creativo de su resbaladiza anatomía. Parece que la pelirroja curvy está muy lejos de recuperar su fama perdida (ni siquiera su encuentro anal con Mike Adriano le dio un empujón) y malvive por la industria de adultos a base de pechos desinflados. Aun así, el recuerdo imborrable que tenemos de Siri es más que suficiente para que sintonicemos esta escena.