in

La generosidad mamaria de Skye Blue

Puede que la pornostar Skye Blue peque de ser fría e inexpresiva (el principal motivo por el que la están desaprovechando de una manera imperdonable), pero la perfección visual que alcanza su busto corta el aliento y le da licencia para hacer absolutamente de todo. Un ejemplar del catálogo de chicas americanas que por alguna inexplicable razón poseen apariencia propia de la aristocracia europea. Para muestra sus dos ojazos azules, que le propician una mirada de lo más magnética capaz de atraparnos en un pestañeo. De este modo, es su patrón estético el que marca su genuina belleza, que ha favorecido enormemente la carrera y auge de la starlet habiendo pasado por sitios como NF Busty, donde su rostro divino está al mismo nivel que ser portadora de unas impresionantes tetas naturales que quitan el hipo.