El cameltoe de Sonia Ferrer en Instagram y sus desnudos en Interviu

Dado el relativo éxito que tuvo la presentadora Sonia Ferrer saliendo casi desnuda con un minúsculo bikini rojo exhibido en aquel programa de Telecinco llamado «Mira Quien Salta» se ha aireado su vida sentimental por algunos programas del corazón y se ha puesto en la picota mediática su relación sexual con el jinete y plaboy Álvaro Muñoz Esscasi. La tertuliana valenciana tiene un cuerpo espectacular —para algunos demasiado retocado en quirófano y excesivamente delgado— y no duda en subir fotos eróticas a su perfil social de Instagram. La última una imagen en bikini de Sonia que ha revolucionado el gallinero social por marcar su vagina bajo el bañador. Lo que se dice un cameltoe de libro.

De hecho casi parece anoréxica al tener un porcentaje de grasa muy bajo y marcar todos sus abdominales como una atleta del fitness. Aun así, contemplar su espectacular figura escueta de curvas pero de sobrada sensualidad y esbeltez (incluso a pesar de ser madre de un hijo) no tiene precio. Un cuerpo con flaqueza, sí, pero voluptuoso a su manera que es capaz de competir con las mejores famosas al desnudo.

Es innegable que la locutora valenciana es fotogénica a rabiar y la cámara la adora. Lo mejor de todo es que nadie se da cuenta que Sonia Ferrer tiene las tetas de silicona, operadas posiblemente por su exmarido médico Marco Vricella. Sin duda alguna un logro de la cirugía plástica que combina la artificialidad con la naturalidad. Y la foto final de Sonia sin ropa es impresionante. Nadie jamás había plasmado la belleza de un cuerpo como en ésta foto; que figura, que naturalidad, ¡que cuerpo el de Sonia Ferrer desnuda!


¡Vótame!