in

El vicio anal retratado de Spencer Bradley

El vertiginoso ritmo anal que ha tomado la carrera de la guapísima Spencer Bradley es un claro indicio de que se ha especializado en el noble arte de la sodomía. Hasta Jonni Darkko ha incluido su culo en el elenco de «Anal Insight», obra pornográfica en la que el camino a la sodomía es la única salvación. Y es que nadie puede resistirse a un encuentro íntimo con una de las estrellas más tentadoras del 2021, cuya embriagadora belleza facial te consume desde dentro. Como prueba los prolegómenos sexuales donde no puede evitar dibujar en su rostro una sonrisa de oreja a oreja cuando el enfoque creativo del director estadounidense —siempre ha destacado por capturar en detalle el vicio reflejado en las caras— hace un primer plano de su vagina. Un matojo de pelos selvático en la entrepierna que suma enteros a su particular magnetismo.