in

Tina Fire regresa a los infiernos extremistas del Circo de Praga

A finales de 2020 la mulata Tina Fire debutaba dentro del circuito centroeuropeo gracias a un contrato de la obscena productora checa Legal Porno. Un estreno por todo lo alto en el que la explosiva brasileña probo por primera vez que se sentía siendo presa de Luca Ferrero y su séquito de depravados; actor oficial de Legal Porno y una bestia parda en cuestiones lúbricas. Ganbgang, DP, lluvia dorada, gapes imposibles, bukkakes y ejercicios circenses cerca de lo insoportable. Por suerte, la carioca ya llevaba la lección bien aprendida desde que rodó en España junto a Torbe y fue rodeada por sus bellacos.

Sin embargo, nada la preparó para el encuentro que sufrió hace unos días en el set de «Gonzo», el plató más sodomita de la citada compañía. Estamos, sin ningún tipo de duda, ante su escena más hardcore y extrema de toda su carrera. Un encuentro de una hora en el que se encuentra indefensa ante la superioridad numérica masculina y subyugada a diabólicos rituales uterinos y rectales. Puede que su cuerpazo natural haya perdido en masa magra (sus tetas están más desparramadas), pero continúa siendo una bomba termonuclear cargada con tanta fuerza sexual que podría hacer estallar en mil pedazos a cualquier pornófago inexperimentado.

Su primera vez: