in

Tokyo Lynn, el casting de una mexicana con apariencia de japonesa

Las apariencias engañan, y si no que se lo digan al personal a cargo de Casting Couch-HD. A la polémica productora, que es uno de los cuatro pilares elementales que sustentan los castings pornográficos en la industria estadounidense (los otras tres apoyos son ExCoGi, Net Video Girls y Backroom Casting Couch), le han dado gato por liebre al contratar a Tokyo Lynn (también apodada Kimberlyn Laureen). Y es que la modelo erótica de 22 años posee una mezcolanza étnica que se antoja asiática, cuando en realidad estamos ante una mexicana de pura cepa con extra de curvas a base de comer tacos y enchiladas. Una californiana curvy que, para más inri, tanto su nombre artístico —Tokio es la capital de Japón— como su felpudo maldito (un frondoso pubis muy en sintonía con los matorrales asiáticos del país nipón) dan lugar a confusión.