in

El primer interracial de Vanna Bardot

Vanna Bardot se encuentra en la conocida etapa pornográfica en la que las actrices se esfuerzan por ampliar sus límites sexuales, un limbo al que se prestan voluntarias las pornostars a las que se les está pasando el arroz. Sin embargo, por muchas muescas que añada a su culata, la comunidad de pornoliers no le presta la atención que se merece. Si hace pocos meses debutaba analmente en Brazzers con una escena modesta que pasó sin pena ni gloria, a principios de este 2020 realizaba la misma maniobra para acrecentar su currículum sexual con su primera escena interracial que ha tenido las mismas consecuencias: un encuentro oscurecido con Jax Slayher en Dark X totalmente inadvertido. Al menos nos da para excluirla del cuadernillo de pornostars que se niegan a catar carne en barra negra por motivos racistas o de limitado aforo vaginal.