in

Madi Collins y Brickzilla: un brutal enfrentamiento de distintos tamaños

Hace años que el estudio Interracial Pass se dio cuenta de que las estrellas porno de tallas pequeñas siempre sobresalen en el negocio gracias al contraste visual que producen sus pequeños cuerpos combinados con enormes machotes musculosos. Ahí está como ejemplo Skylar Valentine, que con sus dimensiones reducidas se enorgullece de su capacidad para satisfacer a la la polla más grande del mercado pornográfico. Y es que no es casualidad que la productora tenga en su plantilla al afroactor Brickzilla, uno de los pocos negros norteamericanos que superan los 30 centímetros de amor horizontal. Hoy le toca a la pequeñuela Madi Collins (la última «Size Queen» de moda por sus 1,47 metros) verse las caras contra el gigante de color. Veamos como torea en esta plaza y si seguirá progresando adecuadamente en exploraciones vaginales gracias a su elevado grado de implicación.