in

Cuando Veronica Leal perdió la inocencia en Legal Porno

Veronica Leal nació en ese paraíso terrenal plagado de cocaína y narcos, Colombia, y ya desde sus inicios era una starlet latina físicamente distinta al resto de sus compatriotas: pocas curvas para venir del exótico país del café. Su físico es lo contrario al estereotipo de las latinoamericanas, que comúnmente han simbolizado voluptuosidad a raudales. El caso es que sus primeras apariciones en la industria de adultos fueron para el portal Mamacitaz, a los 24 años, y nada más ver aquellas actuaciones en seguida nos dimos cuenta de que no estábamos ante la típica cafetera del montón.

Su escueto perfil físico, desprovisto de curvas caribeñas, poseía una capacidad sinigual para embarrarse de arriba a abajo con sexo hardcore muy pasado de revoluciones (incluso mucho más que su compatriota Franceska Jaimes). Ante semejante despliegue de medios, la bestia latina no tardó en ser reclutada por una de las productoras europeas con menos pocos escrúpulos del mundo. Así es, Legal Porno hacía de las suyas y había empezado a buscar chicas en barrios marginales sudamericanos para prometerles el oro y el moro.

Ese fue el inicio de una grotesca relación pornográfica que ha perdurado hasta nuestros días. 135 escenas rodadas con el conocido Circo de Praga y sus desaforados orificios siguen progresando en laxitudes. Triples penetraciones, DAP, gapes, rosebuds, ganbangs multitudinarios… dan buena muestra de lo que se atreve a hacer la virtuosa de Veronica Leal. Guarradas inhumanas que harían estremecer las entrañas de las actrices más versadas. No sabemos como ha sobrevivido a esta destrucción sexual sin precedentes, pero lo que está claro es que su inocencia murió hace mucho tiempo.