in

Zoe Doll, una muñequita canaria de grandes ojos diseñada para el porno español

Dicen que ponerse un nombre artístico adecuado es importantísimo si llamar la atención como pornostar. Que se lo digan a Zoe Doll, que a sus 19 añitos hizo sus pinitos en la industria española de adultos con el vulgar apelativo de Soraya Alcalá (Fakings). Un alias tan corriente que más que una starlet parecía una cajera de un Mercadona de extrarradio. Normal que las consecuencias de esta nefasta elección terminaron por pasarle factura y se viera abrumada hasta el punto de retirarse temporalmente de la profesión peor vista del mundo. Por suerte, después de un tiempo de reflexión, volvió al circuito pornográfico nacional (y europeo) con las fuerzas y la imagen renovadas. Tal y como se la conoce en la actualidad.

Y es que actualmente Zoe Doll (26 años) es conocida en el mundillo por ser una guapísima chica canaria, con un cuerpo natural sin estridencias, unos expresivos ojazos de color castaño y una personalidad jovial y divertida. Pero sobre todo es su cara aniñada, a lo muñequita tinerfeña de enormes ojos, su sello de identidad y el motivo por el cual despierta tanto morbo en sus escenas. Además de la razón por la cual renombró su mote (Doll es muñeca en inglés). Con semejantes características físicas no es de extrañar que el director Ramiro Lapiedra la diera todas las oportunidades que necesitara.

Hace unos pocos años logró inmiscuirse en Cumlouder y en el aclamado estudio Private. Además de prestar su redondo y penetrable culo a las conocidas sucursales europeas de Mofos, Evil Angel y Team Skeet. Incluso llegó a entregar su cuerpo a la ciencia pornográfica de la temida productora Legal Porno, donde destruyeron sus agujeros de la forma más bestia causando la terrible sensación de que estaban violando a una tierna jovencita.

En JaqueMateAteos andamos tras la estela de esta actriz patria cuyo culo posee una morfología apoteósica, de deliciosa curvatura, tan redondo que ocupa todo el espacio fotográfico. Así que mientras esperamos que retome su carrera, tras esta insufrible pandemia, y haga planes a corto plazo que mejor manera que recordar sus mejores escenas profesionales. Al menos que le sirvan para animarse y seguir prosperando profesionalmente.