Los encuentros sexuales de Amirah Adara en el ascensor

El ascensor no solo es una máquina que sube y baja entre los pisos, si las circunstancias se ajustan, puede ser un lugar de lo más íntimo cuando convergen dos personas de distinto sexo. De hecho, follar en un ascensor es una de las fantasías sexuales más recurrentes entre las mujeres. Un espacio de pocos metros cuadrados en los que no hay escapatoria para una avalancha de sensaciones inesperadas como el morbo del sexo en un espacio público. Puedes echar un polvo rápido con un desconocido o con alguien de toda la vida, es lo mismo, pues en cualquier momento se pueden abrir las puertas y alguien pillarte en plena faena. En Cumlouder han colocado a Amirah Adara en el escenario perfecto para tener un escarceo amoroso con un compañero de trabajo, un enclave idílico del porno español para dar rienda suelta al morbo laboral.