in

Las raíces lésbicas de Aiden Ashley se abren paso por el softcore

Durante este último año, Aiden Ashley ha atravesado la industria pornográfica de un extremo a otro: desde el lado lésbico al heterosexual. Sus latidos de corazón se han filtrado por los resquicios de todos los subgéneros, tanto en territorio interracial de Dark X como en las tesituras softcore de Nubile Films, donde te permite echar un vistazo a sus más íntimo deseos femeninos. Y es que esta criatura celestial no ha olvidado los buenos hábitos en los que fue instruida desde el lesbianismo, de ahí esos sugerentes prolegómenos moviendo su cuerpo de forma sinuosa por planos cenitales. Es aquí cuando su presencia se hace menos corpórea frente a las cámaras y da paso a la complicidad en pareja y a la ternura del porno para mujeres.