in

Alexis Tae se abre a los gapes anales de Jonni Darkko

Jonni Darkko huele la sangre fresca de novata mucho mejor que la mayoría de ponógrafos americanos. Es por eso que el famoso director de Evil Angel (un obsesivo pornógrafo por retratar a las starlettes sometidas a vejaciones sexuales) ha sabido interpretar las señales proféticas que nuestra princesa ebony Alexis Tae ha ido dejando en su intensa filmografía —aquí las pistas de sus guarrerías en Hookup Hootshot— y le ha ofrecido un trabajito en su último y espectacular monográfico, «Gape Me #3». Un showcase atípico que, en lugar de realzar la figura de una pornostar, subraya la praxis sexual de mayor laxitud: el gape anal. La mulata de físico atlético se ha ganado a pulso un hueco en el film por trasmitir una pasión desbordante por el sexo rectal en todas sus variantes sin poseer unos volúmenes superiores destacados.

En esta ocasión, Alexis es la víctima perfecta en esta cinta de acción rectal más extrema, y lo es por ser una abonada al club de valerosas damas que tienen el suficiente temple de entregar su culo sin remilgos. Pero no estará sola en este despliegue de marranadas, gozará en compañía de pornostars hardcore como Adriana Chechik o Jane Wilde. Todo un honor ser compañera de armas de semejantes estrellas rutilantes en este desafío épico donde las penetraciones de agujeros cavernosos traen locos a más de uno.