in

Alicia Rubio, sacamos la sexualidad oculta de la actriz madrileña

Los cinéfilos la descubrieron como actriz secundaria en «Tarde para la Ira» (2016). Los adolescentes la recuerdan interpretando a la madre soltera de la serie HIT (TVE). Las abuelas reconocen su rostro del folletín «Amar es para Siempre» y los que nos fijamos en el erotismo oculto de las actrices españolas nos quedamos prendados con su sensualidad en After (2009). Alicia Rubio tiene una trayectoria en el séptimo arte de lo más versátil. Una polivalencia que se puede permitir por haber estudiado en el Estudio Corazza, la influyente escuela de arte dramático de donde han salido estrellas de la talla de Penélope Cruz.

Lo cierto es que la actriz, nacida en plena Movida Madriñea (1986), rodó una escena sexual con el polémico actor Willy Toledo — todavía no peinaba canas y era un Don Juan seduciendo a mujeres— que nos alegró la vista por enseñarnos felpudo, topless y un culo agitante. Al igual que su sexo en la película «Sinceridad» (2019) junto con Raúl Arévalo. Un dos en uno que incluyen dos polvazos que ponen de relieve que, aunque han pasado 13 años, no ha perdido ni un ápice de su bonita figura. Por cierto, siento desilusionar a los que habéis entrado pensando que era la diputada de VOX, con el que comparte el mismo nombre y apellidos. Mala suerte.