in

Alina Ali, un bombón negro venido de Nueva Orleans

No tenemos constancia de que la pornostar Alina Ali sea la nieta del mítico boxeador Muhammad Ali, pero su genética marcadamente afro (piel oscura, cabello rizado, ojos pardos…) la han convertido en un espécimen femenino válido para pelear en los cuadriláteros del porno yanki. Y es que la actriz negra de Nueva Orleans es un auténtico bombón de chocolate dulce, de esponjosos pechos y culo inquiero, que a sus 22 añitos acaba de ser coronada con múltiples nominaciones a los premios AVN Awards 2022, incluyendo la estatuilla «Mejor Nueva Starlet del Año». Lo que se dice una creciente lista de logros.

En su primer año como actriz porno, la neoorlandesa ha realizado un trabajo increíble con estudios de primer nivel como Digital Playground, Deeper, All BlackX, Vixen, Jules Jordan, Blacked Raw, Reality Kings, Net Video Girls, Brazzers y y hasta el picadero rodante de Bang Bus. Pruebas de que está lo suficientemente motivada dar para rienda suelta a su creatividad sexual. Sin olvidarnos de que su orificio más tentador, el ano, pide a gritos derrapar por el circuito profesional de adultos.