in

Las infravaloradas tetas temblorosas de Annabel Redd

Mucho ruido y pocas nueces. Así se podría resumir la estancia que la pelirroja Annabel Redd está teniendo en la industria de adultos norteamericana. Ruido por el espectáculo visual que producen sus grandes activos mamarios, y pocas nueces por sus escasas 44 escenas en su filmografía que, en su mayoría, han sido filmadas por compañías de baja estofa como FILF, Purgatory o Team Skeet. No obstante, su pequeña parcela púbica sin recortar, sus sexys brackets dentales y su tetamen natural desparramado, suponen un caramelo tan dulce para cierto grupúsculo de pornófagos que Hard X tuvo que incluirla en su monográfico «All Natural 32Gs» (2019) para que nos diera un recital desconcertante de carnes temblorosas con el mismísimo pene encapuchado del actor Manuel Ferrara.