in

Apolonia, Emily y «la caprichosa»: mejor juntas que revueltas

Todos los años por estas fechas la productora Vixen se convierte en una vitrina de trofeos femeninos cuando el francés mas famoso del porno, Greg Lansky, tira la casa por la ventana contratando a nutridos grupúsculos de pornostars para enmarcarlas en orgías de altos vuelos. Una estrategia comercial que este 2020 ha juntado bajo una misma escena a los cuerpos de la pluscuamperfecta Little CapriceEmily Willis y nuestra morenaza albaceteña Apolonia. Un selecto grupo de starlets cortadas por un mismo patrón y sobre todo un compendio de virtudes femeninas que realzan la juventud y belleza. Todas se encuentran en la zona agradecida en la que sus cuerpos están en completa sintonía, sincronizados como una máquina perfectamente afinada. Lo tienen todo y no les falta de nada, tanto en lo físico como en actitud, cumplen con creces su cometido.