in

La vagina sin fondo de Blake Blossom, su secreto mejor guardado

Que Blake Blossom es un portento de la naturaleza que tiene en propiedad unas sobrecogedoras tetas naturales lo sabe toda la comunidad de pornólogos. Sin embargo, pocos conocen que la rubia cósmica tiene una particularidad anatómica que desafía los niveles de exigencia pornográfica. Nos referimos a la laxitud de su vagina. Un agujero negro tan ancho y profundo que le confiere el superpoder de cabalgar cipotes hercúleos con una absoluta maestría. Ahí tenemos su última participación en Dark X, donde la presencia autoritaria del rabo de Lexington Steele no le hace sentir en sus interiores absolutamente nada. Es lo que pasa cuando, a los 22 años, te has introducido en el camino a tu útero todas las formas, tamaños y colores.