in

Bonnie Rotten, la historia de una puta americana

El baúl de películas de la productora Digital Playground debe ser extremadamente grande para haber guardado en secreto una escena de la grandísima Bonnie Rotten. Ha sido en el film «American Whore Story» donde hemos podido ver a la hija pródiga del altporn haciendo alarde sus característicos despliegues de sexo sucio y obscenidades particulares: una mamada babosa y una pequeña ráfaga líquida en forma de squirt. Parece que el título de la obra pornográfica (Historia de una Puta Americana) le va como anillo al dedo, siendo su historia la de una cenicienta del porno que pasó de ser una bailarina exótica de Cincinnati a la cima absoluta de la industria con solo 21 años. Eso sí, no os alegréis demasiado porque la famosa starlette con las tetas tatuadas de telarañas no graba desde 2019.