in

Holly Halston, una follamiga que se aprovecha de la debilidad masculina

A veces, cuando no quieres pagar por sexo, la mejor solución es llamar a tus follamigas conocidas. Ya sabéis, esas chicas que son amigas tuyas y te pueden sacar de un apuro sexual en más de un momento. Y es que si sientes la llamada del sexo y no tienes pareja (ni dinero) que mejor forma de aliviar tus necesidades con alguien de confianza. Esto lo sabe muy bien la protagonista de la siguiente escena, la neumática pornostar Holly Halston, que utiliza sin escrúpulos su apabullante poder sexual con todos sus conocidos. La exstripper de North Hollywood se aprovecha de que todo ser masculino del planeta Tierra adore por donde pisa, siendo su perfil de Tinder el que más matches recibe, y destrozando en la cama a todos y cada uno de sus amigos con derecho a roce.