in

Cristina Gilabert, la explosiva modelo fitness de «La Casa Fuerte»

Aprovechando el éxito mediático que Mediaset está teniendo con el reality «La Casa Fuerte» de Telecinco —los telespectadores masculinos no pueden resistirse a los encantos de Samira Jalil— vamos a rescatar de su primera edición a una concursante que, pese a tener un cuerpazo de escándalo, ha pasado inadvertida por la parrilla televisiva. Nos referimos a Cristina Gilabert, la joven canaria que se ha esculpido un cuerpo de Afrodita griega a base de gimnasio y pasión por las dietas sanas y la alimentación.

La modelo de fitness, devota del deporte, los selfis sexys y posar ligerita de ropa en su cuenta de Instagram, fue la pareja del exconcursante de «Supervivientes» 2020 Jaime Ferre —el típico ciclado que no puede faltar en ningún reality— en la casa dejando bien claro que estaban profundamente enamorados. No en vano, encandiló a la audiencia y fue toda una revelación por ser una bomba sexual explosiva.

No es para menos viendo los marcados abdominales que luce y su potente pecho operado, dos tetas que sabe apretar vistiendo tops y camisetas ajustadas. La de Fuerteventura sabe muy bien que su imagen es un producto sexual que debe venderse, por eso la influencer acumula más de 800.000 seguidores de Instagram ansiosos por ver la próxima foto erótica que suba en bikini.

Y es que Cristina Gilabert a los 29 años es un bombón prieto con un culo apoteósico que no tiene reparos en enseñarlo en tanga o lencería. Así se lo dijeron hasta los presentadores del concurso, Jorge Javier y Sonsoles Ónega, que era tan atractiva que provocaba un alud de reacciones en las redes sociales. Muy querida por la audiencia esta entrenadora personal.