in

El cuerpo de la maestra Anna Bell Peaks vale más que mil palabras

A la maestra sexy de instituto Anna Bell Peaks le ha salido un admirador, el alumno Van Wylde. No es para menos, viendo que tu profesora posee un cuerpazo de órdago y tiene adornados sus pechos con llamativos tatuajes carcelarios. Incluso el señorito Wylde pasa de libros y se dedica en clase a ojear tetas y coños de una revista porno. La profe Bell observa que no presta atención y se dirige hacia él para saber que está haciendo. Una vez sorprendida al descubrir que las páginas de su libro están llenas de fotos desnudas de ella misma, echa a todos de clase para castigarle. Para sorpresa de él le enseña el verdadero valor de su cuerpo chupando y follando a su estudiante. Teniendo en carne y hueso a esta tatuada actriz ¿por qué limitarse a ver sus fotos en una revista erótica? Cuando los compañeros de clase pasan por la puerta y se encuentran a la profesora follando con su amigo alucinan en colores.