in

El delirante culo aceitado de Daisy Stone

A pesar de que los redondos glúteos de Daisy Stone han perdido espesor diametral (era de las pocas pornostars que hacían sacar un metro a la cinta métrica), sigue siendo un trasero de campeonato que no pierde el tiempo cuando se trata de visitar con regularidad el estudio Elegant Angel. Recientemente, ha estrenado portada en «Big Wet Asses 29» (Sid Knox), una de las piedras angulares que tiene la pornostar para explotar su sello de identidad. Aparte de que la célebre saga de culonas rebozadas en aceite es un remix de los temas habituales de la productora. Ya sabéis, ese que mezcla estrellas masculinas musculosas (en este caso Ramon Nomar) con grandes culos brillantes, que parecen tener vida propia, rebotando al estilo clásico de vaquera inversa.