in

Dana Wolf, una licántropa con afán de sexo

La última vez que nombramos a la pornostar de apellido licántropo (ocasión ideal para recordar a la desaparecida en combate Ivy Wolf) subía peldaños tan rápido en la jerarquía pornográfica que tuvimos que hacer hincapié en su progreso sexual para destacar su notable hambre de éxito. Ahora en estas últimas semanas ha pisado todavía más a fondo el acelerador para ganar más visibilidad en la industria protagonizando su primer vídeo interracial, saltándose el ritual de iniciación de las neófitas para pasar directamente al sexo filmado de BlackedRaw, no apto para orificios estrechos. Se ha convertido en una ninfa constante y en una loba sin limitaciones, con el potencial desbloqueado y con muchas cosas pendiente dentro del porno (gangbang, DP, lésbico…), razón por la que seguirá sorprendiéndonos a cada segundo de su carrera.