in

Deauxma, la legendaria madurita tejana sigue activa

Para quien no este metido en el mundillo semiprofesional de las pornostars maduras decir que la tejana Deuxma es toda una institución por estos cotos. La popular actriz se ha dedicado en cuerpo y alma en dejarse la piel follando para el nicho de las maduritas desde que cumpliera 44 años. Un insólito caso de ama de casa con marido y tres preciosos hijos que un buen día, cansada de un matrimonio monógamo de más de 25 años de fidelidad, se atrevió a convertirse en una guarrilla que practicaba sexo delante de las cámaras con todo tipo de hombres. Es ese tipo de zorras salidísimas que se meten al porno por puro vicio y no por necesidad. Lo suyo es la ninfomanía nata. Lo más curioso es que su esposo es su manager, el típico cornudo consentido que disfruta viendo a su mujer acostándose con otros hombres.

Este 2020 la starlet ha entrado en el terreno de la senectud cumpliendo 60 años y añadiendo todavía más palos dados a sus 44 primaveras, edad con la que comenzó el periplo de ser actriz porno. Una edad que trata de ocultar con una operación de aumento de pecho (al igual que su amiga en la vida real Charlee Chase) que dio como resultado unos masivos implantes mamarios que parecen dos cabezas de mongolo.

Comenzó, como otras muchas mujeres curiosas de sexualidad desaprovechada, posando para revistas pornográficas. poco a poco esta experiencia delante de los focos le sirvió para dar el salto al mundo de los vídeos caseros y de ahí a probar las mieles del sexo grupal y el interracial, subgéneros en los que Deauxma parece encontrarse muy a gusto si juzgamos las ganas con las que folla con actores afroamericanos y viendo como tiene sus orificios más dilatados que una boca de alcantarilla en verano.