in

Emelie Crystal, la princesa del cuento se ensucia sexualmente

Apodada en JaqueMateAteos acertadamente como la Rapunzel de Vixen, Emelie Crystal (22 años) hacía su debut pornográfico el pasado verano dejando en el ambiente un aroma a cuento de hadas por su inconfundible apariencia de princesa de fábula literaria. A primera vista, la delgada pero seductora starlet alemana fichada por la grupo del retirado pornógrafo Greg Lansky, parece una dama de la realeza, exquisitamente educada, de esas que jamás pierden los papeles en cuestiones de alcoba. Sin embargo, bajo su falsa apariencia de encantadora doncella, acechando debajo de la superficie de sus curvas inmaculadas, justo detrás de su sonrisa aparentemente inocua y de sus desarmadores ojos castaños, se encuentra una actriz de blanco nuclear que quiere ensuciarse con el sexo interracial más sucio del reino; el de Blacked Raw.