in ,

Vicki Chase, una bestia sexual para las dobles penetraciones

De todo el elenco de starlets que componen el último trabajo del aclamado director Jonni Darkko, «Double Penetration Fix #2», la única que puede hacerle sombra a Emily Willis (la reina vigente del trono pornográfico) es Vicki Chase. La sensual pornostar mexicano-estadounidense de Los Ángeles ha alcanzado su propio estatus como performer gracias a ser una máquina sexual para las dobles penetraciones, razón por la cual Darkko, que vio el aplomo y destreza interpretativa de Chase en su 1º DP en Tushy Raw, la ha incluido en esta segunda parte de rondas «dobles» de dura competencia.

En esta caso, la brutal fotogenia de la actriz multiétnica será la protagonista de un intenso menage-a-trois junto a los afrosementales Jax Slayher y Rob Piper donde todo agujero es trinchera. Y es que la penetración con dos penes a la vez desencadena una verdadera bestia sexual en Vicki que parece estar en la cúspide de una explosión orgásmica a lo largo de toda la escena. Nada mal para una extrabajadora de McDonald’s (cuando tenía 16 años) que se ha convertido en una de las estrellas porno más exitosas de Norteamérica con un gran seguimiento internacional para respaldarlo.

Sin duda una gran noticia para los incontables seguidores de Chase, los cuales la han apoyado a lo largo de las diferentes fases de su carrera, desde que fuera una recién llegada prometedora hasta su último tramo en el oficio en el que se convirtió en una princesa de las mamadas y una auténtica diva del anal. Por algo ha ganado cuatro premios AVN y ha ingresado este 2021 con más de 500 películas a sus espaldas, y más de 730.000 seguidores en Twitter y decenas de miles más a través de sus plataformas amateurs.