in

Ashley Lane y el arte del shibari, el ancestral estilo de bondage japonés

Solo la eminente productora Deeper, con su directora Kayden Kross a la cabeza, puede filmar de una forma tan noble el ancestral arte del shibari. El peculiar fetichismo japonés del que nace el bondage moderno (del período Sengoku) que emplea cuerdas y nudos calculados para inmovilizar y suspender en el aire cuerpos femeninos desnudos. De esta manera, ambos se combinan en un subgénero pornográfico para paladares finos que están interesados en sadomasoquismo, pero con un estilo sutil de tortura. Para escenificar al máximo detalle este arte erótico fundado en los principios estéticos de la atadura han contado con la inestimable ayuda de Ashley Lane, que durante años nos ha proporcionado material didáctico del mundo del shibari a través de mazmorras extremistas de Kink como Hogtied o Hardtied. Para ella, la belleza de la atadura no tiene secretos.