in

Giselle Montes nos abre su culo

Uno de los productos que ha exportado México a EE.UU sin que el control de aduanas detuviera su acceso ha sido el cuerpazo de Giselle Montes. La mejicana que ya es toda una promesa en su país natal debutó recientemente en First Anal Quest, estudio donde hacen exactamente lo que promete su título: penetrar por primera vez el ano de las invitadas. Allí Giselle pudo demostrar que es algo más que una operación barata de pecho (su cirujano debe ser un carnicero de Tijuana) luciendo sus encantos latinos. Un atractivo al que no le va nada mal en tierras hispanas pues ya ha lucido palmito por webs como la de nuestro lolito Jordi El Niño Polla y en una fiesta gangbanesca cuyo anfitrión era el mismísimo Torbe, Putalocura.