in

Guiomar Puerta, la sensualidad infravalorada de una actriz bilbaína

Desde que llamó poderosamente la atención con el papel de Catalina de Austria en la serie «Carlos, Rey Emperador», a Guiomar Puerta no han dejado de lloverle multitud de ofertas de trabajo. Lo normal para ser una de las actrices españolas más guapas de la actualidad. Pero ser la chica de moda tiene un lado menos positivo; y es que corre el riesgo de que la encasillen como la típica cara bonita que no dice nada a los espectadores. Por suerte, la intérprete bilbaína de 29 años vive más allá de su maravilloso par de pechos y cuerpo diseñado para los primeros planos.

Su talento polifacético le permitió escapar de la pequeña pantalla y dar el salto al cine para hacer sus pinitos en comedias como «Embarazados» (2016). Un saltó a la palestra nacional que le abrió la puerta de par en par a otros papeles como el de las series de televisión «45 Revoluciones» o «Estoy Vivo». Un antes y después en su trayectoria. A partir de aquí, su imparable estela ha estado plagada de desnudos, secuencias eróticas con muy buen gusto y sexys posados en revistas de moda.

Su peculiar rostro la convierte, por derecho propio, en una joven actriz rebelde, impulsiva, y pizpireta que hipnotiza con su mirada. Y su silueta plagada de curvas bonitas, enfundada casi siempre en modelitos provocativos, es una forma diferente de admirar sus trabajos. Quién después de admirar las fotos de Guiomar Puerta no vea la innegable química que se trae con la cámara es porque es asexual. Eso sí, tendrá que esforzarse si quiere competir con las diosas Nerea Garmendia y Bárbara Goenaga, dos de las más bellas actrices del norte de España.