in

Jazlyn Ray y Lilly Bell ponen a prueba su versatilidad sáfica

La carrera de la preciosa Jazlyn Ray va viento en popa después de sumarse al exclusivo catálogo de Vixen Media Group, con cláusula de rescisión de por medio. Un pistoletazo de salida en el que la jovencita aniñada, de proporciones mínimas, sin pechuga ni muslo, todavía debe demostrarnos su versatilidad sexual y hacernos ver que tiene encantos mucho más allá de lo obvio. De momento, acaba de rodar una escena para Slayed junto a Lilly Bell, otra nereida rubia con una anatomía perfectamente adaptada al clásico canon de los cuerpos naturales. Un excelente punto de partida para comenzar a mostrarnos su abanico de conocimientos sáficos, gratificantes e íntimos, y aprende el poder de su propia sexualidad.

Solo el tiempo nos dirá si la starlette ofrece mucho más que un rostro bonito y no solo responde al atractivo patrón estético de la eterna adolescente, que parece dominar ahora las preferencias del público.