in

La nueva normalidad anal de Jillian Janson

De vez en cuando los visitantes nostálgicos de la curvilinealidad perdida de Jillian Janson siguen dando la tabarra con el dudoso hecho de que su inquietante belleza se ha echado a perder, pero lo que no podrán negar es que este año 2020 su empeño anal no tiene límites. Un ansia por la sodomía que no se corresponde con los primeros anales de la starlet en su carrera, pues no se generaron encuentros de gran expectación a su alrededor. Tal vez ahí radique el triunfo de su propuesta: Jillian pertenecía a aquellas primeras hornadas de chicas de gran generosidad sexual que no tenían reparos en probar las mieles del sexo rectal. Por eso para ella trabajar para Her Limit es solo una escena más en su amplio historial y no uno de los estudios más agrestes con el esfínter de las pornostars.