in

El regreso tranquilo y silencioso de Karma Rx

Lo último que supimos de la starlette entintada Karma Rx fueron los esfuerzos sexuales sobrehumanos que realizó en los aposentos del crápula James Deen (Analized), que desató un tsunami en sus profundidades rectales. Unas apoteósicas penetraciones anales en estéreo y dolby sorround que por poco borran sus tatuajes por el sudor expulsado del sacrificio que tuvo que hacer. Ahora, tras la pandemia, ha vuelto a filmar tintada de rubia platino, con la silicona en su sitio y con algún que otro nuevo tatuaje gótico plasmado en su potente físico. Eso sí, en esta ocasión la starlet de Filmore (California) ha dejado en barbecho las interioridades de sus entrañas para participar en una escena relajada de Naughty America. Enfundándose el rol de maestra, elemento indispensable de la ecuación para su filial My First Sex Teacher.