in

Savanna Samson vuelve gracias al porno de Brazzers

La poderosa productora Brazzers destapó el tarro de las reputadas pornostars añejas cuando hace pocos días anunció el regreso de la legendaria Chanel St James, una conocida vieja gloria del excepcional estudio Vivid. Hace pocas semanas, la compañía de la doble Z volvió a invertir en este lucrativo y gratificante fenómeno de celebridades olvidadas para traer de vuelta a la cincuentona Savanna Samson (53 años), otra mítica «Vivid Girl» de la fértil década del 2000 a la que el destino le ha vuelto a dar una nueva oportunidad. Para que luego digan que la mayoría de las estrellas se vuelven menos desinhibidas a medida que envejecen.

Sus grandes tetas, cabello rubio y unos ojos color avellana completamente cautivadores, le allanaron el camino hasta llegar a ser una de las estrellas más reconocidas de este obsceno negocio. De ahí que alcanzara la cima cuando en 2011 se convirtió en miembro del salón de la fama AVN. Sus pinitos en la industria se remontan cuando encontró trabajó en el infame establecimiento «SCORES GENTLEMEN’S & STEAKHOUSE» en Times Square. Un afamado club de entretenimiento para adultos donde llegaría a conocer a su futuro marido.

Durante ese tiempo, su esposo (entonces novio) le metió el vicio en el cuerpo y pronto cambió a la vida swinger. De ahí al porno solo había un salto, así que le escribió a Rocco Siffredi, pidiéndole grabar una película con ella. Viendo su cuerpo esculpido, Rocco no se pudo resistir a sus impecables encantos sexuales, y ambos se reunieron en París para filmar «Rocco Meats an American Angel en París» (2000). Poco después de esta película, le ofrecieron decenas de oportunidades como estrella de cine para adultos y en el 2002 fue contratada por Vivid para protagonizar más de 100 películas.

Ha ganado varios premios por sus actuaciones, especialmente por su actuación junto a Jenna Jameson en «New Devil in Miss Jones» (2005). Así como también ha trascendido su popularidad más allá del círculo pornográfico, saliendo en programas de televisión como Saturday Night Live donde contaba que le gustaban los Ferraris amarillos y era dueña de un viñedo.