in ,

Kenzie Anne acoge en su útero al caudillo de Dredd

Después de aprobar con sobresaliente su debut heterosexual e interracial en el estudio Blacked, el siguiente paso lógico en la todavía fresca carrera de Kenzie Anne es abordar un reto de mayor consideración. El más difícil todavía para progresar en vertical hacia el estrellato. Y que mejor forma de probar su valía pornográfica que un cara a cara con el actor Dredd, el gigante afroamericano con rastas que está armado con un misil intercontinental en la entrepierna. El caudillo de Jules Jordan se pasea tranquilamente por sus aposentos sabiendo que cada pocos días le sirven en bandeja una idónea señorita para descargar todo el amor líquido que acumula en sus testículos. La marca legítima definitiva que afianza el estatus de una pornostar.

Veamos si la diva de Instagram y ninfa erótica de redes sociales tiene la suficiente entereza uterina para dejar una profunda huella en la industria norteamericana.